otra vez

y llegás a aeropuerto
y no ves a nadie llorar
te quieren sellar la valija pero a vos te gustaría que sellen el tiempo, que lo metan adentro de una bolsa
Él hace todos los trámites y despacha su valija
quedan unos minutos y se van a tomar un café
Desde hace unos días que te controlas de llorar en cualquier lado
ese es el momento y lloras y es gracioso porque pareciera que no lo provocó nada
ni una palabra, ni una acción
llorás y podés parar y se te pasa
y llega la hora
y te acordas de cosas
los juegos, las peleas, los almuerzos
las cenas, los festejos
la casa de la abuela
la confianza
y se abrazan por ultima vez
y ese abrazo se hace elástico
y se siguen abrazando mientras él ya se está yendo
y ese contacto se termina
y no lo ves más
y rebotás en el piso
y se hace una grieta
que no es un abismo
pero te persigue
y te recuerda que va a volver a pasar
porque ya viene pasando cada uno o dos años
y te preguntas por qué se fue a vivir a otro país
y seguís tu vida
con la grieta a tus pies

2012. DE RATA. Obra de teatro

Diseño y realización de vestuario y utilería.
Diseño y realización de proyecciones en vivo.
2012. DE RATA. Sala Machado

Dramaturgia y direccion: Ignacio Nazareno Ciminari

un pequeñin


tejido crochet, 2011

AIRE




bOLSAS de nylon, 2011
"Y las dificultades surgían como una vida que va creciendo. Sus muñecos, por efecto del barro claro, eran pálidos. Si quería oscurecerlos no lo conseguía con ayuda del color y por fuerza de esa deficiencia aprendió a darles sombra por medio de la forma. Después inventó una libertad: con una hojita seca bajo un fino trazo de barro conseguía cierto colorido, triste y asustado, casi enteramente muerto. Mezclando barro a la tierra obtenía otro material menos plástico pero más severo y solemne. ¿Pero cómo hacer el cielo? Ni siquiera podía comenzar. No quería nubes -que podría obtener, por lo menos groseramente- pero el cielo, el cielo mismo, con su inexistencia, color libre, ausencia de color. Descubrió que necesitaba usar materias más leves que ni siquiera pudieran ser palpadas, sentidas, tal vez apenas vistas, quién sabe. …”

Fragmento de La Araña de Clarice Lispector.
FROM LONDON
Once there was a girl and she
loved a man.
They had a date next to the
eighth street station of the sixth
avenue subway.
She had put on her good clothes
and a new hat. Somehow he could
not come. So the purpose of this
picture is to show how beautiful
she was. I really mean that she
was beautiful.

from HE DISAPPEARED INTO COMPLETE SILENCE by LOUISE BOURGEOIS, sculpter


CIERRE: 25/05



Mismo, Sandra Marquez en el mundo de ZSa ZSA


fotos: C a m i l o d e l C e r r o


Bosqueamanitaphalloides (work in progress)

.
.
.
.
.

.
.
.
.
.



.
.
la temperatura de las bolsas rotas.
.
.

WORK IN PROGRESS en unacasa


a la niña mosca le crecen alas.
camina en el aire pero cae.
ahogada en un bosque de plástico,
sueña sueños de mentira.


¿Donde encuentro el botón de reiniciarme toda?
tan fácil sería vestir de amarillo para ser mujer
o ser murciélago para enceguecer y sólo oír,
para en las noches, volar hacia el calor...

me gusta la violencia del silencio.
pero me da miedo la soledad
sueño en oscuridades
vuelo fantasías porque soy un insecto

El llanto de mis ancestros,
un grito que sube desde cualquiera de los dedos de mis pies.
tiemblo, un líquido me hace cosquillas.
estoy llena de sangre ¿o sólo son lágrimas?

La mosca y sus alas de mariposa

Una luna y setenta y ocho estrellas tenía mi cielo. Una luna que estaba creciendo. Una lucha que pronto lo haría menos estrellado. Una luz que, en breve, comenzaría a apagar mis manos.


Nadie mira la luna cuando no está. Yo hoy miro su ausencia. Y no me importa que no esté. No quiero saber donde está. No sé donde está. Sólo me gusta contar las estrellas pues siempre cuento más y, cuanto más cuento, más aparecen. Es como si el hecho de contarlas hiciera que existieran nuevas.

Sólo lo que vemos existe. En este momento, existo yo y todas mis yo. En realidad, sólo existen ellas, yo aún no logro verme.

Un día, una de ellas deseó fuerte. Tenía poco pretenciosa empresa, la pobre: quería ser estrella. La niña mosca se vistió de rayas, le echó rojo a sus labios (como todas) y desplegó sus alas. Ya era la noche. Sus ansias la sobrevolaban. Con pasos lentos comenzó a reír. Tartamudeaba. Zumbido de mosca. Se dio cuenta que no sabía cantar. Sus grandes ojos comenzaron a brillar. Todo se hizo transparente. Ambos se volvieron niños. Era obvio que los autos no llegaban al cielo. Eso no le importó. Su ceguera era de insecto.

Ella se creía mariposa y cada vez que desplegaba sus alas imaginaba un gran resplandor de colores espesos. Sin embargo, en cada sonido desprendía la pureza de sus membranas diminutas y estriadas. Había escuchado que no importa el tamaño de las alas sino el cuerpo al que están atadas. Entonces, suavemente, desprendió su piel y mostró su ciudad de pájaros locos. El sol de la noche le dio calor. Se alimentó de sus horas. Horas de mariposa. Tiempo de un solo día.

Fugaz como la tormenta se la tragó el mar.

Todo parecía ser maravilloso. Todo era maravilloso. Todo fue. Todo.

Pequeña niña inocente y tonta. ¡Niña tonta!, le gritaron todas sus otras ella cuando se enteraron de su sueño. Todas sabían que su fortuna era volar pero no ser cielo.


sin darme cuenta, era mi coRAZÓN

Niña mosca


Tonta niña amarilla. Sentada sola en su pozo oscuro. Se cose la boca con hilo matambrero. Aunque viva, su cuello se comienza a abrir y se come el hilo. No sabe cómo temer. Y con temor sonríe.

Profunda luz amansadora de lo pequeño, le grita el oráculo chino. Sin embargo, ella es un débil fuego mojado por lágrimas negras.

Se hace mosca para comer la mierda. Vuela sobre aquellos que la espantan.Y nunca muere. Sucia, inocente, enterrada como un pedazo de carne, espera a que el Sr Miyyaggi la atrape.



caricias de alas de mariposa
brisa mojada de risas


su sangre es marrón
todo su afuera dulce
sus uñas de agua

sus sueños.... , rojo-amarillo

las siete claras

pedacitos de tiempo guardados en cada hueco

fantasmas rojos de lo invisible. una piel que se cura con arena
una arena que se robó el tiempo

el pajarito loco de mi terraza caza aceitunas, me sonríe. Sabe que lo quiero.
Canta y yo bailo su vuelo, giro. Giro como una bailarina estéril .
Sé a donde voy y no me importa. La arena me acaricia. Los pelos de chocolate.
El resto son plumas.

Pelada y etérea me miro al espejo. Doy un paso hacia adentro y pongo caras de putita.
De este lado nadie me puede tocar. Puedo ver todas las caras de las 7 Claras.
Todas están inflando bolsas. Respiran sin cuerpo.
Inflan para que pronto el espejo comience a explotar.



sin aire,
me convierto en bolsa para volar
los tambores empezaron a soñar la voz de la mujer .
su cuerpo tembló cinco silencios

solo un fantasma sola.

una sopapa encendida en su pecho
que se ríe azul.

sus bichos estan de festejo y no invitan.
hacen ruido, queman
no la dejan salir.


despues de la historia de la eternidad
es una sombra con muchos nombres.

ella juega a esperar siendo muchas
y no es ella, la sombra.

ella juegarabiosa a ser un juguete,
se convierte en insecto
que no sabe volar

qué le gustaría ser si la comieras?
una aceituna, negra, por favor
una aceituna con alas de mariposa
una aceituna de noche.

CRUCES CON LA MÚSICA





"TODAS LAS QUE SOY"
Sandra Márquez

guitarra: Edgardo Acuña

Una casa. 2008 







JUGUETES PARA ADULTOS
Diego Lorente+Sandra Marquez+Miriam Enada+

German Tshudy (fotos:patwasi@yahoo.com)
Una Casa. San telmo. mayo 2009



Yo, laburando


 JUGUETES PARA ADULTOS
Diego Lorente+Sandra Marquez+Miriam Enada+German Tshudy+un chelista (que no se el nombre)


(fotos:patwasi@yahoo.com)
Una Casa. San telmo. mayo 2009





Ciclo BLEMM
Alejandro Gábor, Brenda Chmelik, Manuel Blanco, Leandro Aramburu y Natacha Nocetti
Casa de la Cultura Marcó del Pont. 2008